Mi retorno: Africanus

En estos tiempos de tantos cambios en  mi vida, me he dado cuenta de que dos cosas perduraron sin más, de una forma imperceptible como anunciando que pase lo que pase, allí estarán. Una es un ancla no humana que se anuda a mis días sin plantear interrogantes; los libros.

Otra: mi ancla humana, Cosme; que se encargó de tejer filigranas constantes para que retomara éste, mi remanso; la escritura.

Ambos sabiamente tenían presente que necesitaba retornar.

De todas formas, no libraron fácil batalla, desde mi muy terca y pasional Alice, le explicaba a Cosme, que a los grafemas solo viajo cuando el espíritu lo decide, pero él ( por suerte para mí), me da mi tiempo y me espera ; deja la duda colgada como con palillos de algodón de rosquete de hierro; con lo que me devuelve tiernamente a que cuestione porque permito que las fluctuaciones de mi destino me lleven a alejarme tanto, de esta, tan diáfana tarea que disfruto al máximo.

En fin, mis dos amadas anclas (la animada y la in- , vitorean en las aceptaciones de Alice).

Así entonces, mi regreso, con la misma voluntad a la que dimos nacimiento con mi amado Cosme; trasmitirles desde la emoción que provocaron en nosotros, los libros que nos eligieron (si si, si alguien es nuevo leyendo este blog, sepan que creo fervientemente que son ellos los que nos esperan para ser leídos y es su elección y no así la nuestra, de cuál es el momento preciso para saltar a nuestras manos).

Les cuento entonces que en estos tiempos se me acercaron tomos variados; un nuevamente sorprendente Khaled Hosseini (me conmovió de nuevo ahora con Cometas en el Cielo), un comienzo de ” Bastardos sin Gloria” ( que devolví a mi cuñado, porque la hiperactividad me había visitado y empezaba a acumular una babel de libros en sala de espera), varios libros de negociación (les recomiendo particularmente “ más allá de Maquiavelo”, lo van a aplicar si son profesionales de la negociación ,chefs , sanitarios, peluqueros o amos de casa; como aprecian, global publico objetivo, el de su autor); y finalmente Africanus, una joyita que me regalaron en mi último cumpleaños ( no fecha de nacimiento, mi tan rebuscada Alice no podía faltar a la extrañeza de tener fecha de nacimiento y fecha de cumpleaños con varios días de diferencia) y que había relegado, porque el grosor del tomo da un poco de impresión.

Unas 700 páginas que les sugiero tomen su tiempo para pasar la prueba de iniciación    ( se aprueba al dar vuelta la página 90 aproximadamente), y luego se deleitaran con una novela histórica y bélica de las más disfrutable que he leído, que si bien no han sido muchas, sepan que amo el género en cuestión.

El señor Santiago Posteguillo, nos deleita    con este primer tomo, que situándonos en el siglo III AC, nos describe uno de los períodos más convulsivos de la historia de Roma; la guerra con Cartago y el enfrentamiento con el más temible enemigo que Roma pudo cosechar; Aníbal.

Posteguillo; filólogo, lingüista y doctor europeo, nos recrea con precisión histórica y atrapante detalle, la vida de protagonistas con fuerza inconmensurable. Una época que atesora en un escenario diferente pero familiar para los que amamos la historia: Roma, parte del triunvirato de las reinas de la historia junto a Grecia y Egipto.

Amor, política, arte y guerra tienen como centro en esta trama a hombres y mujeres que compartiendo carácter humano inexpugnable, muestran que todavía la historia no ha servido para modificar lo miserable así como tampoco ha logrado aplacar lo admirable.

El 50 y 50 del formato del relato, nos mece de la orilla de los cartagineses a la de los romanos, nos volvemos un soldado o un númida y tomamos parte por uno y luego por el contrario, casi sin darnos cuenta.

Batallas como las afamadas Tesino, Trebia, Trasimeno , Cannae o Cartago Nova, nos darán espada , escudo o flecha, nos ofrecerán caballos o elefantes, para que nuestra imaginación intente no sin éxito vivir parte de cada una, contando con una visión macro de las más inteligentes estrategias militares y al mismo tiempo de las más humanas acciones en el campo de batalla.

Y así comienza este tomo, que tiene una segunda parte en Las Legiones Malditas, continuación de esta zaga, que me prometí leer pronto.

Nos ha demostrado la Historia, que David no hubo uno solo, que incluso cuando creemos que está todo perdido, el destino nos prepara sorpresas, pero lo que sigo aprendiendo es que esto solo sucede y casi sin excepción, ante la acción del protagonista y nunca ante su inercia, si leen este encantador libro, entenderán lo que les digo.

Por mi parte quise regresar hoy en especial, como regalo a Cosme, para decirle en esta forma que tanto nos ha identificado a uno en el otro, cuanto crecimiento le auguro, cuantos desafíos nuevos, cuantas infinitas buenas experiencias y quizá un par de las otras, para matizar; cuantos días de recibir, pero más que nada de dar, en esa elección de conocimientos que hizo, de la cual se está convirtiendo en uno de sus mejores referentes; le deseo sonrisas y gratos momentos compartidos, le deseo que pute sin inhibiciones , le deseo las mejores horas de descanso y sustanciales aumentos de sueldo, le deseo asensos y también alguna hora extra para compensar. Sobre todo le deseo que siga siendo quien es, limando sus lados oscuros, potenciando sus infinitas luces, mostrando su nobleza y regalando buen trabajo de servicio para otros.

Mañana empieza otro capítulo de su libro, somos un hombre y una mujer en la mayor bolsa  de contradicciones ( si, si, no solo vos Cosme mío ), hemos pasado una licencia de 4 años juntos, donde valió la pena cada mágico minuto, pero apostando igual a que los capítulos siguientes solo fortalezcan lo que tenemos, en un escenario nuevo que también nos invita a construir juntos.

Y así la acción, así las letras nueva, así el amor de siempre.

Les recomiendo a Africanus, mucho.

Les recomiendo a Cosme, aún más.

Alice.

Anuncios

2 Respuestas a “Mi retorno: Africanus

  1. Hola Alice: he pasado muchos días sin visitar vuestro rincón, cada día más disfrutable, cada día más enriquecedor, pero en esta ocasión tan especial para Cosme el comentario final que haces merece una mención especial. Cambios a los que deberán adaptarse, pero que serán muy positivos para ambos. Forma parte del crecimiento y la madurez de los dos.
    Adoro a Cosme y en ti he encontrado un ser muy especial, por lo que ya formas parte de nosotros.
    Les deseo lo mejor y sepan que SIEMPRE PODRÁN CONTAR CON NOSOTROS!!!

  2. Alquimista de corazón

    Me quedo con la frase que escribiste de que “…incluso cuando creemos que está todo perdido el destino nos prepara sorpresas…”, pero claro como tú bien decís (y no porque yo haya leído el libro) siempre que seamos “protagonistas de nuestros actos y no espectadores inertes de lo que acontece…
    Bienvenida Alice!!! Confiaba en encontrarme con algo nuevo tuyo hoy y claro no me defraudaste y mucha energía positiva y fortaleza para Cosme en el cambio que lo está bautizando para dar nacimiento a una nueva etapa…
    Mucho afecto y un abrazo apretado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s