SEMANA DEL LIBRO

ÉSTE MARTES

CIUDAD VIEJA Todos las martes celebramos con Cosme nuestro amor por los inmensos señores de papel, por los gorditos y los más magros, por los solo grises o los de crisol, por algunos costosos por algunos regalados, por los clásicos y los recién estrenados, por los con fama, por los que llaman la atención, por los de la mesa con descuentos o los del estante para admiración; todos y cada uno son la sazón de nuestro hobby, actividad que nos encanta y que nos vuelve cada día un poquito más libres.

Ayer además fue un martes especial; nos preparamos cual scouts para campamento. Teníamos una lista de actividades que queríamos presenciar, y un mapa mental de ruta, que habíamos previamente decidido juntos.

La tarde otoñal acompañaba.

montevideo en otoño Montevideo como siempre hermosa; más hermosa aún en otoño (lo sé, es raro, pero esas estaciones que para muchos son descartables para mí son una pasión; quizá otro detalle de mis alicias), abría sus barrios a los suyos y a algunos ajenos para hacerse anfitriona de la celebración del día nacional del libro.

Como siempre yo ansiosa, utópicamente ilusionada, no paraba de relatarle a Cosme como creía que iba a ser la aventura que estábamos emprendiendo. Cosme, coronado en mi país como rey de la paciencia, me miraba con ternura tratando de bajar mis decibeles a cánones de realidad (les confieso que él también se notaba entusiasmado, solo que ante tanta energía de mi parte, trataba de mantener el equilibrio).

Como solo disponíamos de unas horas a la tarde, decidimos organizar los escuetos tiempos que nos restaban y comenzar la travesía, por la Ciudad Vieja.

Allí, mi Alice emocionada, esperaba ver a cientos de personas (omití miles a consejo de Cosme), compartiendo el espíritu literario del día (no había excusas de mal tiempo o de gravamen alguno), pero no; solo pudimos apreciar algunos grupos de escolares que con sus maestras se transportaban en su imaginación, al escuchar a un cúmulo de actores que dejaban su corazón en representaciones teatrales, al aire de las plazas; o una cálida dama, que regalaba cuentos en forma oral, con un fascinante carisma que embelesaba al escolar público.

No perdimos las esperanzas y continuamos nuestro camino, cruzando la Plaza Independencia donde nos mezclamos con una mayor concentración de niños, todos admirando “ los osos ” (lo siento, acá Cosme directamente me censuró los comentarios), mientras nosotros buscábamos más montevideanos celebrantes del día del libro.

Así llegamos a la Plaza Cagancha o Libertad ( hay gustos para ambas opciones por lo que dejo la elección a su discreción), donde pudimos sentir que el día asomaba un arco iris.

Una carpa bastante amplia y con un mágico perfume sonoro a Benedetti, esperaba a los transeúntes con mesas repletas de libros, folletería, mapa de librerías en Montevideo y algunos niños del plan Ceibal compartiendo sus experiencias y mostrando su trabajo en sus amadas computadoras.

braile Cordialmente nos regalaron unos marcadores alusivos a la fecha, escritos en braille. Hoy a la mañana, tanto Cosme como yo, ya los habíamos elegido como un tesoro para guiar nuestras lecturas.

Así salimos de allí renovados; con la ilusión de que las movidas llevadas a cabo en varios puntos de la ciudad y a diversas horas, hubieran tenido una concurrencia significativa y activa.

Conocemos el gran esfuerzo de coordinación, creatividad y voluntad que pusieron muchas instituciones públicas y privadas, para lograr una semana viva, cercana a todos, desde los más fanáticos lectores a los que aún se encuentran fuera de ese mundo.

Sabemos que incluso con un diagnóstico de crisis, los uruguayos tenemos uno de los más altos niveles de consumo de libros en el mundo (será herencia de Dámaso A. Larrañaga que propuso la fundación de una biblioteca Nacional -1816- , incluso en tiempos anteriores a ser declarada nuestra independencia). Muchas editoriales, al ser consultadas por la prensa, han expresado haber aumentado sus ventas en comparación al año 2008.

Pese a lo grato de conocer esos guarismos y escenarios, sentimos que ayer la respuesta que esperábamos vivenciar, desde la gente en general, fue un poco magra; quizá por la gran ilusión que compartimos con Cosme de que existan más espacios comunes donde intercambiar ideas sobre estos amigos de papel.

romance

De todas formas, ESTE MARTES, fue especial y lo terminamos juntos en una librería, ojeando amores, como desde hace ya un tiempo solemos celebrar.

Gracias,

Alice

Anuncios

Una respuesta a “SEMANA DEL LIBRO

  1. Alice, el dia del Libro me sacó de mi letargo otoñal para ir al cole, si al cole de mi nena, al cole de Cosme a escuchar leer a los pequeños a esos q estan haciendo sus pininos en la lectura, la excusa fue escuchar leer a mi sobrina de 7 añitos estrenados y a la cual llevo a veces a recorrer librerias buscando a Roy Berocay y el sapo Ruperto como forma de inculcarle amor por la lectura, grata fue mi sorpresa al escuchar esas voces jovenes poniendo entonación, comas, alegria.El amor por los libros, hasta por la textura de las hojas , por los viajes las aventuras y el aprendisaje no se ha perdido, gracias por este blog es una caricia para el alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s